Febrero 2018

Febrero 2018

Una carrera contra el tiempo fue la que afrontó Recard para poner nuevamente en marcha lo antes posible la planta Essel en Turquía luego del incendio que había destruido completamente el establecimiento el 10 de junio de 2017. Un desafío superado gracias a un trabajo enorme e incansable que permitió volver a poner en funcionamiento en poco tiempo la PM2, la máquina que había sido provista a la empresa de Lucca en junio de 2015.
A menos de 7 meses de la terrible hoguera, en efecto fue posible poner en marcha nuevamente la planta (1800 m/min, formato útil del papel 3050 mm, capacidad productiva 130 ton/día). “Nos hemos empeñado sin pausa en estos meses – explica Rony Michelini, Sales Engineer Application de Recard – para reacondicionar todas las partes dañadas y volver a hacer operativa la planta. Hemos provisto el desmontaje de lo que quedaba de la máquina y el traslado de todo a Italia, revisando y reparando lo que era posible y proveyendo ex novo lo que era irreparable. En tiempo récord luego se volvió a montar todo y se lo puso en marcha. Un éxito logrado gracias también al gran esfuerzo sostenido por la empresa Essel para reconstruir enteramente el edificio”.